11 enero 2013

Analisis Indie: To the Moon

  ¿Sabeis que es lo mejor de los videojuegos Indie?, que puedes hacer un análisis y nadie te insulta por que es de hace 2 años, lo que si sucedería en un AAA, principalmente por que la mayoría de Indies pasan inadvertidos. Pero eso no es lo único en lo que resaltan los indie, como habre dicho antes, los indie son capaces de arriesgarse y experimentar lo que los grandes estudios no pueden hacer por miedo a las pocas ventas. El mejor ejemplo a esto es To the moon, aunque dificilmente pueda catalogarle como "videojuego", es algo que posiblemente no habria podido hacer EA o Ubisoft, a nivel comercial seguramente las ventas les habrían echado para atrás de ipsofacto y habrían decapitado al desarrollador que dio la idea. Pero Kan Gao, un desarrollador independiente jefe de Freebird games, logro hacer lo inimaginable con RPG Maker, hacerme llorar con una "aventura gráfica" que no tiene nada de Videojuego, pero el ocio interactivo se simplifica hacia los videojuegos, una idea errada que analizaremos a continuación.
Los videojuegos tienen por funcion siempre contarte una historia, desde la mas estúpida y absurda hasta la compleja conjunción de decisiones, alianzas alienigenas y cosas por el estilo que enaltecen el lado Hollywoodense y/o literario de la industria. Sin embargo, como su nombre indica, el ocio interactivo busca alternar aquellas historias con la jugabilidad, haciéndote parte de esta historia tan bonita que te cuentan, haciéndote parte de la nave alien o del gobierno corrupto de turno, haciendo que tomes las decisiones del caso o, por el contrario, guiándote por un estrecho pasillo disparando a mansalva, pero tu, tu haces parte de esa historia.

Sin embargo, el ocio interactivo no se reduce a eso, y quizás esa mentalidad aun sigue arraigada en la inmensa mayoría de desarrolladores y videojugadores, si, soy critico cuando un videojuego me coloca una bonita historia pero me la cuenta por medio de cinemática, pero a veces tenemos que recordar que también hay espacio para el ocio interactivo donde el termino "Interactivo" se reduce a un mínimo hasta contarnos una historia, donde solo pulsamos los cursores y, muy de vez en cuando, un click aquí y otro allá.

¿Que necesita una "aventura visual" para ser analizada aqui?, ¿Llega a un videojuego?, quizás, quizás llega a un videojuego, ese "quizás" me lo plantee después de terminar To the moon, por que durante la aventura, me sentí tan inmerso en la historia que olvide que solo pulsaba un par de teclas moviendo a los personajes de esquina a esquina. To the moon nos engaña, plantándonos de manera magistral una GRAN historia que nos hace olvidarnos de teclear, nos hace olvidar el pasillo donde tenemos que matar a un enemigo o el inmenso mapeado donde podemos hacer el psicópata y gritarle a dragones, donde nos preocupa por seguir la historia, donde es mas importante ver lo que pasara a lo que hacemos para llegar a ella.

Por que To the moon, aun usando un RPG Maker Soberbio, aun con mucha modestia indie, hace lo que muchas desarolladoras no pueden hacer en un videojuego de 30 GBs y 200 horas de juego, contarnos una historia, con humor hilarante, con muchas lágrimas, con demasiado dolor y sonrisas, alternando momentos de Amor y risas.



Encarnamos a una pareja desigual, de un inmaduro y sarcástico científico y una responsable y lógica mujer de ciencia, pertenecientes a una corporación de recuerdos, capaces mediante tecnología de crear "mundos imaginarios" en la mente de las personas, llamados por un viejo a punto de morir que solo busca una cosa: recordar que viajo a la luna, aun cuando su vida hubiera sido minero, ¿Por que quiere viajar a la luna?, alli esta la interrogante, "toda buena historia inicia con una pregunta", alli inicia To the moon, en una sucesión de hermosos momentos y giros argumentales que ataran al espectador a la pantalla. Todo adornado con una SOBERBIA banda sonora que te acompañara en tus lágrimas y en tus risas.

To the moon sacrifica todo lo que un videojuego espera tener: jugabilidad, prende fuego a los estandares normales del Ocio interactivo, nos coloca en una aventura gráfica con algunos puzzles sin sentido (y que sobran) y donde lo mas cercano a jugar es movernos por la pantalla, de objeto en objeto. No, no es un videojuego, es una aventura visual, quizás no es tan interactiva como Skyrim o Mass effect, pero es capaz de hacernos creer que jugamos, aun cuando solo movamos a la pareja de personajes con las flechas, sin dificultad, sin enemigos.

Solamente una historia.

Eso define a To the moon, es una historia, somos espectadores y jugadores ocasionales de su mundo, pero la historia que deja en pañales a la mayoría de argumentos de los demás videojuegos, es capaz de hacernos sentir parte de ella, quizá por lo mundano de sus situaciones, donde no salvamos al mundo, donde no somos brujos, si no seres con deseos, con sueños nunca cumplidos, con preocupaciones laborales, con decisiones morales, con obsesiones.

Todo desarrollado mediante el genial RPG Maker, sin buscar ser mas, con los gráficos mas indie y gratuitos que tu y yo podemos hacer (solo que ellos son mejores que tu), pero no necesita ser mas.

Lloraras, sonreirás, reirás, sufrirás, To the moon es una conjunción de momentos que te hacen sentir, que te convencen de estar en la historia aunque no hagas nada para merecerlo. Así tenga una duración de 2-6 horas, sentirás mas que en muchos de los títulos que te brindan mas de 100.



¿Es un videojuego?, no, pero tampoco se queda por fuera de esa distinción, el ocio interactivo no se basa solamente en disparar, en decidir, en saltar, en romper, en golpear, también debe existir un apartado unico y distinto, para aquellos productos que te hacen sentir parte sin serlo, pero que cumplen la labor de hacerte creer la historia, de no dejarte dormir por tristeza, esos títulos arriesgados y distintos que cumplen con creces su labor aun sacrificando todo lo demás, de contarte la unidad mas básica de la existencia: las historias. Son distintos, quizás no videojuegos, pero si parte del Ocio interactivo, por que quieras o no, eres aquel chico con sueños, por que quizás, a nuestra manera, todos quisimos ir a la luna.

4 comentarios:

  1. Ciertamente un titulo que vale toda la pena del mundo "jugar", por que perderte de esa historia seria una pena, realmente me senti conmovida por cada una de las cosas que sucedian en esta historia pero sobre todo de una que debo confezar varias lagrimas me saco.
    Gracias por recomendarme ( obligarme) a jugar este grandioso titulo.. creo que es tal como lo expresas al final "por que quizás, a nuestra manera, todos quisimos ir a la luna.".

    Muy buen analisis y cabe recalcar que la Banda sonora de este juego es de las mas hermosas que he oido en toda mi vida, de verdad recomiendo este juego 100/100

    ResponderEliminar
  2. creo que donde te equivocas es en la parte que dices que este no es un videojuego, amigo mio hoy en dia esto es en lo que se ha convertido la industria de los videojuegos...en arte...en una forma de contar una historia. La jugabilidad en un videojuego es relativa desde hace tiempo...en ocaciones será relevante y en otras no...
    No puedo dejar que lo saques de ese lugar...este es un VIDEOJUEGO del cual estoy muy orgulloso por el simple hecho de haberme transmitido tantas emociones como tal.
    Me encantó leer tu analisis...de verdad lo disfrute...saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Que es un videojuego? Esa es mi duda...

      ¿No definimos por videojuego aquello que es un reto jugable y a la vez un entretenimiento narrativo y visual?

      To the moon me encanto, es una obra maestra pero... ¿Bajo que estandares lo llamamos videojuego? ¿Hasta que punto "JUGAMOS" con el? ¿Hasta que punto no solo "vemos" lo que esta en pantalla y nos limitamos a presionar las flechas?

      Esa falta de reto pero esa inclusion de una historia atrapante son los que rompen constantemente el "Paradigma" del videojuego.

      ¡Gracias por tu comentario!

      Eliminar